Carranga pa’ la resistencia (click)

A propósito de los tiempos que vive Colombia, que son el resultado del oscurantismo con el que se ha gobernado en los últimos 100 años. Algún godo recalcitrante podrá decir que como el PARO “no existe”; el ardor en los ojos, el dolor en las costillas, la sangre en la nariz, las cabezas rotas, la hijas violadas y tantas cosas “extrañas” se deben al cambio climático.

“Que la paciencia del pueblo ya se acabó” Rumbambuquiando.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*